RSS

Caminantes

29 Abr

 

A Alejandro nunca le gustaron las mujeres, se casó con dos; pero por motivos políticos: conseguir un heredero para su inmenso imperio. La primero vez se casó con Roxana, una princesa sogdiana; y la segunda con Estateira, la hija de su enemigo el Gran Rey de Persia Darío III; a la vez que su gran amor Hefestión se casaba con la hermana de Estateira. Alejandro conoció a Hefestión (hijo de un príncipe macedonio) en la academia que Aristóteles creó cerca de Pella por orden del rey Filipo. Ambos tenías quince años, y parece ser que hubo un gran flechazo instantáneo entre ellos. Hefestión fue único y gran amor. Hefestión era alto, rubio, guapo, fuerte, un gran estratega, irresistible para las mujeres. La muerte de Hefestión en Ecbatana fue una tragedia para Alejandro. Pero apenas un año después murió él en Macedonia.

 
Deja un comentario

Publicado por en 04/29/2012 en Literatura Histórica

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s