RSS

Fright Night: Collin Farrell

21 Nov

 

 

En la antigua Grecia, existía en su mitología la leyenda de “Lamia”, que era hija del rey oriental Belus y cuyos hijos fueron asesinados por la diosa Hera al conocerse que ”Lamia” tuvo un romance con Zeus. Para vengarse, ”Lamia” comenzó a perseguir a todos los niños que se encontraba para extraerles la sangre para alimentarse. Esta leyenda se convirtió en superstición que se transmitía en las zonas rurales de Grecia y que contaba que ”Lamia” atacaba a todos los viajeros extraviados, seducidos por la belleza de la “chupasangre”. Este caso es el más parecido a la concepción histórica de vampiro. También en la mitología griega se encuentra el caso de ”Empusa”, hija de la diosa Hécate, un ser con pies de bronce y monstruoso que podía transformarse en una bella mujer y conquistaba a los hombres para aprovecharse de su sangre. Además en la Hélade existían en sus leyendas las ”striges”, deidades con rostro de mujer y cuerpo de pájaro que absorbían la sangre de los humanos mientras estos dormían. También existía un ser llamado ”Vrycolaka”, que atacaba a su familia después de muerto.

 

 

 Autores como Virgilio, Plinio, Herodoto, Homero o Aristófanes creían en la existencia de licántropos, además de otros seres espectrales denominados “empusas” – emparentados posteriormente con los “lémures” romanos (espíritus de difuntos) – que adoptaban aspectos diferentes para asesinar niños y alimentarse de su sangre.

 
Deja un comentario

Publicado por en 11/21/2011 en Literatura Histórica

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s