RSS

Archivos diarios: 04/23/2011

TERCIOPELO DE AMOR

Esperando vuestra presencia rey y dios de mi corazón; dos lados de ambiguo amor que poco a poco he tratado que se compagine perfectamente.

Dos figuras en la noche y entre las cortinas de mi tienda rezo para que pronto vengan, los dos, necesito a los dos. Y mientras tanto hablan entre ellos, quizás conspiren contra mí, quizás se monte su teatro particular para que estos encuentros no se hagan monótonos.

El rey discute sobre como atacar como dos animales sobre la misma presa; el dios se calla porque su corazón sabe que todo está de su parte. Él es el favorito, siempre lo ha sido irremediablemente siempre se lleva lo mejor del encuentro y aunque el rey participe activamente el final se consuma entre el dios y yo. Una ofrenda eterna.

Mi corazón late como un corcel loco por las praderas, se acercan, poco a poco, envueltos en sus capas. El sol se ha puesto, los centinelas toman su lugar de vigilancia y los dos hombres: rey y dios entran en la tienda y se sirven una copa de vino.

Sedosos labios en brazos extendidos, boca deseando amar busca recintos abiertos a sus deseos, manos suaves y perfumadas acarician hombros desnudos, suelta cinturones de oro, hace caer túnicas blancas.

Desnudo amor que se ofrece en tálamo de rojo terciopelo, amor nacarado, salivas de deseos, mi dios y mi rey tres juntos.

DAMADENEGRO 23/4/2011

Mi joven amor, gracias por convertirme en una  estrella,

Besos para mi  amigo y por los compartidos deseos,

En el agua de tu río me atrevo a dejar una ilusión.

Mi amor joven y galante jamás sabrás que te he soñado,

Porque fue anoche, en el agua de tu río donde he ahogado,

una y mil  veces todos mis deseos.

 

Para ti,  mi joven amor

 
1 comentario

Publicado por en 04/23/2011 en Literatura Histórica

 
 
A %d blogueros les gusta esto: