RSS

DE LA AMISTAD AL AMOR

21 Dic

 

 El mejor amigo de Alejandro sería Hefestión, su mano derecha y un fiel aliado y enamorado, descubridor de varios complots contrarios a Alejandro lo que motivaría el fortalecimiento de la amistad y el amor, a los que vemos luchando juntos en este mosaico contra un león.

Nacido el mismo día que Alejandro, según cuenta la leyenda, es más probable que naciese el mismo mes. Probablemente en julio , agosto  u octubre  del año 356a.C. en Macedonia.

 Hijo de Amintor, Hefestión perteneció al grupo de jóvenes seleccionado por Filipo II para que compartieran, no sólo el mismo tutor de estudios (Aristóteles) sino también la vida en un mismo palacio junto a su hijo, en  Pella, en el 343a.C.

Estos muchachos, hijos de nobles macedonios a los que el rey quería hecer cortesanos,  fueron los primeros compañeros del príncipe, formarían parte de  los Compañeros   en vida de Filipo y llegarían a ocupar importantes puestos en el ejército, basándose en sus méritos militares.

Por ello quizá la vida de Hefestion puede ser recogida, en los primeros años, en las mismas acciones de Alejandro, hasta que se separa de  las rutas militares del rey, puesto que guiaba a una parte del ejército. Se puede decir que Alejandro y Hefestion encajaban como mano y guante, este último nunca traicionó al rey y le entendía más allá de lo posible para la época. En cuanto a la juventud de Hefestion lo cierto es que fue bastante complicada.

Ya en su época de estudiante en Pella, debía destacar por su inteligencia, ejemplo de ello supone la correspondencia que mantuvo con Aristóteles y Jenofonte ( que era el director de la Academia en Atenas) ya que ambos filósofos le dedicaron un libro de cartas,  por desgracia  perdidos. También mantuvo correspondencia con otras figuras  destacadas del ámbito de la literatura y la cultura. La vida del joven Hefestion se complica con el “destierro” de Alejandro durante el invierno del 337-336a.C. cuando los incidentes sucedidos en las bodas de Filipo con  Cleopatra-Eurídice, sobrina de Atalo,  provocan la huída de Alejandro y su madre, Olimpia, al palacio  de su tío Alejandro el Moloso (hermano de Olimpia) y Hefestion los acompaña. Tras dejar a la reina en casa de su hermano los dos muchachos se dirigen a las nevadas montañas del norte, esta es quizá la parte más dura y solitaria de su viaje hasta la región de los Ilirios, pronto deciden quedarse  con una tribu lincéstida (un pueblo nómada)cuyo jefe,Pleurias, los acoge. Allí se les unen sus compañeros de estudios, los futuros generales de su ejército y sus sucesores o Diadocos,  que ya consideraban a Alejandro su comandante.

Regresan en la primavera del 336a.C. ya que Filipo mandó buscar a su hijo con una misiva en la que acepta las condiciones que el joven príncipe le pide. De todas formas la situación no mejoraría mucho entre padre e hijo y Filipo acaba desterrando a todos los compañeros de Alejandro de Macedonia, exceptuando a Hefestion, quizás porque veía en él una buena influencia para su hijo, o con más probabilidad porque conociendo su unión era una buena forma de mantener cerca a Alejandro.

Pronto sucedería un hecho de suma relevancia, en la celebración de boda de la princesa Cleopatra  (hermana de Alejandro) con el tío de ésta, Alejandro el Moloso, un miembro de la guardia personal de Filipo dio muerte el rey clavándole una daga en  el pecho. Las conjeturas acerca del asesinato y de los culpables y cómplices podría convertirse en el cuento de nunca acaba, pero no tocan ni por asomo a la figura de nuestro general Hefestion.

De cualquier modo provocan lo inevitable: La oportunidad de la segunda generación, comienza el reinado de Alejandro. Lleno de problemas y revueltas pero no se resistió a la voluntad del rey que pronto dejó resueltos los problemas internos y decidió partir hacia el Helesponto con el ejército que disponía. No tuvieron el acoso de la flota griega y una vez en tierra fueron a visitar Troya y allí Hefestion coloca sobre
la tumba de Patroclo flores en ofrenda, y Alejandro sobre la tumba de Aquiles. Más allá de la identificación que podían sentir con esto héroes (ya que Alejandro solía identificarse con Aquiles) la vida de ambos se parecería bastante a la vida de los protagonistas de la Ilíada a los que ofrecieron homenaje, según se puede leer en Plutarco. Siguiendo la costa de los Dardanelos se encuentran a las tropas persas, que esperaban en la orilla oriental del Gránico, con la caballería guardando la orilla, y portando como armas las jabalinas. En este momento Pérdicas y Crátero eran comandantes de la falange y tanto Tolomeo como Hefestion no tenían ningún puesto de mando. Parmenion, (general que había sido el mejor amigo de Filipo durante 20 años )llevaría el ala izquierda, Alejandro llevaría la derecha, como en cada batalla; cabalga delante de sus hombres y contra los persas, en la refriega al rey se le rompe su lanza y un compañero, Demaratos de Corinto le da otra, con la que acaba con la vida de un general persa. Es en esta batalla cuando Clito ” el Negro” salva a Alejandro de morir apuñalado por la espalda a manos de un persa. El ejército persa emprendió la huida y por esta vez, los
macedonios prefieren quedarse para ajustarles las cuentas a los mercenarios griegos, que luchaban a favor de Darío III.

La relación entre ambos fue tan intensa que Alejandro le consideraba como si fuera él mismo. De hecho cuando la reina madre de Persia se rindió en Issos confundió a Hefestión con Alejandro y se arrodilló ante él en acto de sumisión. Alejandro no solo no se molestó, sino que le dijo:” no te preocupes, él también es Alejandro”.

La muerte de Hefestión en Ecbatana fue una tragedia para Alejandro, mandó cubrir de negro las siete murallas de oro de la ciudad, la residencia de verano de los reyes persas, le dedicó juegos funerarios nunca vistos y erigió en su honor una ciudad, que permaneció habitada hasta el siglo VI d.c.

Apenas un año después el propio Alejandro murió en Babilonia sin haberse recuperado nunca de la perdida de su amado. Tenía 32 años.

“Tuya es la luz que brota de la oscuridad, y tuyo es el bien que surge del hábil corazón de la lucha.

/Tuya es la casa que se abre al mundo, y tuyo es el amor que llama al campo de batalla.

/Tuyo es el don que aún es ganancia cuando todo es pérdida, y tuya es la vida que fluye por las cavernas de la muerte .

/Tuyo es el cielo que reside en el polvo común, y tú estás allí para mí; tú estás allí para todos”. 

*******************

 Recopilación LOGANAMOUR 21/12/2010

 
Deja un comentario

Publicado por en 12/21/2010 en Sin categoría

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s